CONOCENOS MÁS
REDES SOCIALES
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

Seguridad Alimentaria en Navidad: Evitar intoxicaciones en el hogar
16787
post-template-default,single,single-post,postid-16787,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,transparent_content,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

SEGURIDAD ALIMENTARIA EN NAVIDAD

Navidad alimentación

SEGURIDAD ALIMENTARIA EN NAVIDAD

¡¡¡Buenos días gente!!!

Seguro que muchos de vosotros estáis de puente pero nosotras no descansamos ¡A tope con lo que queda de 2016! Como viene siendo tradición ahora que se aproxima la Navidad, dedicamos la entrada de hoy a la Seguridad Alimentaria en Navidad.
Este año queremos recopilar el conjunto de recomendaciones que os hemos facilitado anteriormente. Del mismo modo, indicamos también recomendaciones “oficiales” que se dan desde la propia página del ayuntamiento de Madrid: www.madrid.es

Los riesgos asociados al consumo de alimentos en el hogar en Navidad son básicamente los mismos que durante el resto del año. Sin embargo, el tipo de productos que se consumen (marisco, pescados, carnes…) y, especialmente, la forma en la que se realiza la elaboración de los mismos son muy peculiares. Estas elaboraciones pueden potenciar el riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria (a veces se preparan con horas de antelación o incluso el día antes para las fechas señaladas aprovechar más tiempo con la familia ;p)

Recordad que las toxiinfecciones alimentarias, son enfermedades producidas por la ingestión de alimentos contaminados por microorganismos patógenos o sus toxinas. Normalmente el aspecto, olor y sabor de la comida serán normales (si no no existirían las intoxicaciones ¡digo yo!). Este tipo de enfermedades suelen producir trastornos gastrointestinales, tales como dolor abdominal, diarreas, náuseas y vómitos, a veces acompañados de fiebre. Los alimentos más propensos o de alto riesgo son: carnes, aves, huevos, marisco, arroz cocinado, productos lácteos, platos con pasta cocinada y ensaladas de consumo en crudo; sobre todo sí entre sus ingredientes se encuentran salsas, cremas y natas.

A la hora de establecer recomendaciones, podemos dividir las medidas en las tres fases de la cadena: compra, elaboración y almacenamiento de sobras.

SEGURIDAD ALIMENTARIA EN LA COMPRA DE NAVIDAD 

(Recomendaciones de www.madrid.es ):

  • Los alimentos deben adquirirse en los establecimientos comerciales autorizados, que estén sometidos a un control sanitario periódico (instalaciones, correcta manipulación de alimentos, correctas prácticas de higiene, etc).
  • Se debe evitar comprar alimentos que tengan los envases o envoltorios deteriorados, con la fecha de caducidad rebasada, o que presenten modificaciones en su color, olor, sabor o textura con respecto a su aspecto habitual.
  • Recuerde que los alimentos deben encontrarse en envases limpios, adecuados para entrar en contacto con los mismos y que eviten su contaminación. Se rechazarán aquellos envases abollados, oxidados o deteriorados.

En su día nosotros os facilitamos estas pautas:

SEGURIDAD ALIMENTARIA EN EL MENÚ NAVIDEÑO: LAS COMPRAS

CONSERVACIÓN EN EL HOGAR

(Recomendación de www.madrid.es )

  • La cocina es la dependencia del hogar en la que es imprescindible extremar las condiciones de limpieza y desinfección. En especial, debemos prestar atención a los utensilios y superficies, paños y bayetas utilizados.
  • Se debe mantener una correcta higiene personal, con lavados frecuentes de las manos con agua caliente y jabón. Lavaremos las manos antes de preparar un alimento, después de haber utilizado el servicio higiénico, tras haber tenido contacto con materiales sucios o haber tocado alimentos crudos.
  • Los alimentos crudos deben almacenarse separados de los ya cocinados y protegidos de cualquier contaminación.
  • Impedir que los animales de compañía accedan a la cocina.
  • Para evitar Contaminaciones Cruzadas, las superficies, los equipos, y el utillaje para la manipulación de alimentos en crudo serán de uso exclusivo. Además se lavarán y desinfectarán antes de utilizarlos con alimentos cocinados.

ELABORACIÓN EN EL HOGAR

(Recomendación de www.madrid.es )

  • Durante las manipulaciones de los alimentos se retirarán de la zona de preparación los embalajes (cartones, cajas de vegetales). También se retirarán los productos y elementos de limpieza.
  • Conservación y elaboración de las comidas: Se conservarán los alimentos a las temperaturas adecuadas de refrigeración (0ºC a 7ºC) y congelación (-20ºC a -18ºC), según el tipo de producto de que se trate.
  • Los alimentos deben elaborarse con la menor antelación posible. Estas fiestas se caracterizan por la preparación de platos complejos y abundantes que se elaboran, a veces, con demasiada anticipación. Queremos poder disfrutar más tiempo de la compañía de nuestros familiares y amigos. Dicha situación puede suponer un riesgo cuando no se conservan los alimentos adecuadamente.
  • Los productos congelados se cocinarán directamente (cocción, fritura) o se descongelaran en el frigorífico, manteniéndolos en el mismo hasta que estén listos para ser cocinados o consumidos.
  • No congelaremos alimentos ya descongelados.
  • Los platos elaborados en caliente que no vayan a ser consumidos inmediatamente, se enfriarán lo más rápidamente posible y se conservarán en refrigeración.
  • Los alimentos deben ser cocinados correctamente. El calentamiento ha de ser suficiente para que en toda la masa del producto se alcance una temperatura superior a 70ºC. Cuando se vayan a cocinar o asar piezas grandes será necesario descongelarlas por completo para facilitar la transmisión del calor.
  • Cuando se recalienten los alimentos es necesario alcanzar también los 70ºC en su interior.
  • Cuidado con las sobremesas largas, se guardarán las sobras en el frigorífico, nada más terminar la comida.

En su día nosotras compartimos estos dos artículos referentes a la elaboración y el almacenamiento de sobras:

SEGURIDAD ALIMENTARIA EN NUESTRO MENÚ NAVIDEÑO II: ELABORACIÓN

SEGURIDAD ALIMENTARIA EN NUESTRO MENÚ NAVIDEÑO III: LAS SOBRAS

ESPECIAL ATENCIÓN A ESTOS GRUPOS DE ALIMENTOS

En general deberemos prestar especial atención a los siguientes grupos de alimentos:

Frutas y verduras:

Las frutas y verduras deben lavarse con agua potable a presión, para arrastrar la suciedad más evidente. Si se van a consumir en crudo o como adorno en los platos, es preciso desinfectarlas. Para ello se sumergirán en agua con un producto destinado a este fin. Lo más usual es utilizar lejía para uso alimentario: “Apta para la desinfección del agua de bebida”. Se utilizará la cantidad indicada en su etiquetado. Es importante aclarar las verduras al final con abundante agua potable.

Salsas:

Es conveniente evitar la elaboración de salsas caseras que contengan huevo crudo. Procuraremos utilizar las elaboradas industrialmente o sustitutos de huevo (huevo líquido pasteurizado, leche para la famosa “lactonesa”…)

Carnes:

Se deberán cocinar durante largo tiempo las piezas grandes de carne (vacuno, cordero, pavo, cochinillo, cerdo, capón).Deberán alcanzarse como mínimo, en el centro del producto la temperatura de 70ºC. Si somos muy muy carnívoros y nos gusta la carne poco hecha es un riesgo que debéis de sopesar…;)

Pescados y mariscos:

Estos productos deben presentar un olor agradable e intenso. Los aromas fuertes o desagradables son indicio de deterioro del producto. El pescado y el marisco deben lavarse antes de su preparación con agua potable.

Los moluscos destinados a ser consumidos en vivo (ostritas marchaaaaandoooo!!!!!) deberán adquirirse con la menor antelación posible. Deberán conservarse vivos hasta su consumo. Hay que desconfiar de los moluscos bivalvos que no se muevan o no cierren las valvas cuando se toquen.

Para prevenir la infestación por Anisakis, el pescado se cocinará a una temperatura igual o superior a 60ºC durante un mínimo de 10 minutos. Si se va a consumir en crudo (en vinagre, escabechado, marinado, etc) se deberá congelar. Esta congelación será a una temperatura inferior a –20ºC durante un periodo de, al menos, 24 horas.

Postres:

Se prestará especial atención a los productos que contengan crema o nata en su relleno. Deberán conservarse en refrigeración y bien protegidos y consumirse lo más rápido posible (máximo 24 horas después de su elaboración).

¡Y hasta aquí las recomendaciones para pasar unas Felices Fiestas estomacalmente hablando!

Por cierto ¿Ya sabéis vuestro menú? ¿Entra dentro de los calificados menús de riesgo???;)

Recordad que Juntos alimentamos “la NAVIDAD”…¡joujoujou!

Sin comentarios

Pon tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies