CONOCENOS MÁS
REDES SOCIALES
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

Aceite de Palma
17036
post-template-default,single,single-post,postid-17036,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,transparent_content,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

ACEITE DE PALMA

Aceite de Palma en la Alimentación

ACEITE DE PALMA

Hoy queremos hablaros del Aceite de Palma en la Alimentación ya que hay numerosas noticias últimamente acerca de esta grasa. Por lo que nosotros queremos dar nuestra aportación al respecto.

 

¿QUÉ ES EL ACEITE DE PALMA?

El aceite de palma o grasa de palma se obtiene al presionar el fruto de la palma (Elaeis guineensis). El aceite virgen obtenido tiene alta cantdad de betacarotenos y vitamina E.  Es muy viscoso, denso, de color rojizo y sale muy poca cantidad. Por lo que el aceite de palma es una grasa vegetal. A priori cuando hablamos de grasa vegetal podemos pensar que es saludable ¿Verdad? Pues hasta este punto sería saludable, pero en el mercado no lo consumimos en esta forma, sino que lo someten a un proceso de refinamiento. Además para obtener más cantidad y así este aceite salga más rentable se refina, incluso se somete a hidrogenación en algunos casos, obteniendo aproximadamente 5 veces más.

Fruto Palma

Fruto de la palma

aceite-de-palma recién obtenido

Aceite de palma virgen

Aceite de palma refinado

Aceite de palma virgen

Refinado con disolventes

Aceite de palma embotellado

Tras refinado con químicos

Aceite de palma embotellado

REFINACIÓN ACEITE DE PALMA

Y es aquí donde está el problema. Durante el proceso de refinación el aceite se somete entre otros a temperaturas de más de 200ºC. Obteniendo tras el refinado una grasa sin sabor y olor. En este proceso, aparte de desnaturalizar todas sus proteínas se forma el ácido graso glicidilo. Este ácido graso se ha comprobado que tiene la capacidad de modificar el ADN y provocar efectos cancerígenos en nuestros cuerpo. Esta comprobación ha sido publicada por la EFSA (Agencia para la seguridad alimentaria de la Unión Europea).

 

ACEITE DE PALMA EN LA ALIMENTACIÓN

De hecho gracias a los cambios en el etiquetado, las grasas vegetales tienen que indicar de qué origen son. Antes únicamente con decir grasa vegetal valía. Ahora un etiquetado correcto debe decir qué tipo o tipos de grasa vegetal lleva. Y aquí podemos saber si un alimento lleva aceite de palma. También llamada grasa de palma o palmiste.

Hoy en día en el supermercado podemos encontrar multitud de productos con aceite de palma, sobre todo en la sección de panadería, pastelería y comidas preparadas.

MEDIO AMBIENTE Y ACEITE DE PALMA

También comentar que como crece la palma crece muy facilmente se están deforestando muchos bosques y selvas para ampliar la zona de cultivo de la palma. Con ésto se están destruyendo muchos hábitats naturales. Por lo que muchos animales se están quedando sin alojamiento ocasionado su muerte.

MARCAS PRESTIGIOSAS A LA DEFENSA DEL ACEITE DE PALMA

Tras este anuncio, marcas grandes se han intentado defender comentando que no es tan malo esta grasa y que ellos no someten sus productos a temperaturas de más de 200ºC.

Cómo hemos visto anteriormente, el que las marcas no calienten sus alimentos a esa temperatura no exime del daño que produce el aceite de palma, ya que lo usan en su forma refinada. Pero ellos erre que erre defendiendo su posición… Incluso alegan que nunca han tenido que retirar ningún producto por causar cáncer de los supermercados…¡lo que hay que oir!

El problema es que es más fácil defenderse y seguir contaminando lentamente a la sociedad que afrontar la realidad: cambiar la composición de los productos con la consecuente pérdida económica que les supondría.

 

CONCLUSIÓN

Tal y como es evidente hay que evitar el consumo del aceite de palma en la alimentación. Para ello os proponemos estos trucos para facilitar esta ardua labor tal y como está planteado el mercado hoy en día:

  • Pásate a la repostería casera. Te saldrá mucho más barato y sabrás lo que comes. Además si lo piensas fríamente hacer un bizcocho no lleva mucho tiempo.
  • Hay recetas en internet de cremas de cacao caseras que están muy muy ricas y no tienen nada que envidiar a la versión comercial.
  • Lee bien el etiquetado de los alimentos. Hay productos que parecen ser muy sanos, pero en realidad llevan también esta grasa. Pista: un alimento eco o bio no le exime de llevar esta grasa.
  • Si tienes que hacer una compra rápida y no tienes tiempo para ponerte a leer etiquetas, opta por comprar materias primas en lugar de productos elaborados.

Esperamos os haya gustado esta entrada de hoy.

Recordad que “Juntos alimentamos la seguridad”

Sin comentarios

Pon tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies