CONOCENOS MÁS
REDES SOCIALES
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

EL ALTRAMUZ: ¡ESE GRAN DESCONOCIDO! - APTHISA
169
post-template-default,single,single-post,postid-169,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,transparent_content,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

EL ALTRAMUZ: ¡ESE GRAN DESCONOCIDO!

EL ALTRAMUZ: ¡ESE GRAN DESCONOCIDO!

¡Feliz lunes gente! Hoy os traemos la ultima entrega de alimentos incluidos en el listado oficial de alérgenos…Y nos vamos a despedir con el altramuz.

También denominado altramuz blanco, chocho,  chorcho,  entremozo, lupín o  lupino blanco  y erróneamente almorta (esta última también es una leguminosa comestible pero su consumo excesivo  puede provocar latirismo debido a una sustancia neurotóxica),  es una especie perteneciente a la familia de las leguminosas. Posee un fruto achatado utilizado originalmente para alimentar ganados. El ser humano también puede consumir este fruto  si previamente se le quita el amargor mediante cocción y maceración, o si se trata de los llamados altramuces dulces consumiéndose directamente sin tratamiento previo por calor ni remojo.  Este ultimo tipo de altramuz, es más bajo en alcaloides que el resto. Posee elevado contenido en proteínas, calcio, lisina y fibras. Por contra, tiene un bajo contenido en grasas, en calorías y carece de gluten y colesterol. Posee un excelente sabor por lo que puede ser utilizado para el consumo humano en diversas formas, desde sustitutos de las harinas procedentes del maíz, a la pasta al estilo italiano.

Como ya comentamos al hablar del cacahuete y la soja (otras leguminosas implicadas en reacciones alérgicas), las legumbres se utilizan como alimento o como espesantes y estabilizantes en alimentos envasados. En el caso concreto de los altramuces, a  partir de ellos se elaboran diversos derivados de harina que se usan para hacer pan y bollería industrial para aumentar la consistencia calórica, sustitutos del café, aceite e incluso paté.

Las legumbres pueden producir distintas reacciones dependiendo de que sean frescas o secas. La alergia a legumbres es más frecuente en la población infantil española (más en niños que en niñas) que en la adulta. Las personas pueden desarrollar una alergia al altramuz con el tiempo. Sin embargo, para quienes ya son alérgicos a alguna leguminosa, consumir altramuz podría causar una reacción al primer contacto. Los estudios demuestran que las personas que son alérgicas al cacahuete, en particular, parecen tener una mayor probabilidad de presentar una alergia al altramuz. Los alérgenos del altramuz son termoestables (no se destruyen por el calor).

El único tratamiento eficaz una vez realizado el diagnóstico de alergia, como siempre consiste en la instauración de una dieta estricta de eliminación de la legumbre a la que el paciente es sensible. También tiene que evitar el contacto o exposición a vapores de cocción. Los pacientes alérgicos al cacahuete o soja tienen que tener especial cuidado con los productos manufacturados, ya que son las legumbres de consumo habitual que con más frecuencia se encuentran como alimentos ocultos.

Entre las reacciones provocadas por la exposición de personas alérgicas al altramuz puede estar la anafilaxia (una respuesta severa a un alérgeno que puede llegar al estado de choque), la cual es potencialmente mortal y puede presentarse con suma rapidez

Como ya hemos comentado, los ingredientes derivados de esta leguminosa son buenos sustitutos de las harinas que contienen gluten y con frecuencia se usan en los productos elaborados sin este conjunto de proteínas. Se deben leer los etiquetados de los alimentos para evitar fuentes ocultas de alérgenos. Pueden contener altramuz y por tanto resultar alergénicos las siguientes denominaciones: sucedáneos de carne (hamburguesas, salchichas, patés), aceites de semillas, aceite vegetal o aceite vegetal parcialmente hidrogenado (salsas, galletas, mayonesas…), almidones, aromas naturales, caldos vegetales, gomas, harinas, margarinas, proteínas vegetales

Y hasta aquí la entrada de hoy.

¡Recordad dejarnos vuestros comentario y vuestras dudas!

 

“Juntos alimentamos la seguridad”

1Comentar

Pon tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies