CONOCENOS MÁS
REDES SOCIALES
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

CONTAMINACIONES CRUZADAS - APTHISA
43
post-template-default,single,single-post,postid-43,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,transparent_content,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

CONTAMINACIONES CRUZADAS

CONTAMINACIONES CRUZADAS

¡Buenos días amig@s!

 

Hoy vamos a explicaros un término que seguramente habréis oido en numerosas ocasiones: CONTAMINACIÓN CRUZADA.

La contaminación cruzada es la transmisión de microorganismos de un alimento contaminado, en la mayoría de los casos crudo, a otro que ya estaba “descontaminado”-cocinado o desinfectado-. Esta contaminación, es una de las causas más frecuentes de intoxicaciones o toxoinfecciones, en las empresas alimentarias y en nuestras propias cocinas.Se puede producir por contacto directo entre los dos alimentos, o de manera indirecta, es decir, a través de las manos del manipulador o mediante otros útiles ( superficies, cuchillos, tablas de corte…).

Como ya sabréis las materias primas (carnes, huevos, vegetales) contienen de manera natural numerosos microorganismos y contaminación. De nuestra correcta manipulación va a depender que esta contaminación no llegue a nuestra barriguita…bien cocinando los alimentos de manera correcta (más de 65ºC durante 3 minutos) o bien desinfectándolos en el caso de vegetales crudos. ¡Y por supuesto evitando las contaminaciones cruzadas!

Como ya os adelantamos puede producirse contaminación cruzada de manera directa, por contacto entre un alimento “limpio” y otro “sucio”, normalmente por incorrecta colocación dentro de nuestro frigorifico. Los alimentos crudos “contaminados” deben colocarse siempre en estanterías inferiores a los “limpios”, ya preparados y listos para el consumo, ya que puede haber posibilidad de goteo. Es muy importante también almacenar los productos siempre protegidos (idealmente tapados de manera hermética) mediante papel de film, de alumnio , no solo por el tema que estamos viendo sino también por posibilidad de mezcla de olores en el frigorífico.

 

En el caso de contaminación indirecta, normalmente se produce por un inadecuado lavado de manos o de útiles en contacto con los alimentos. Debemos acostumbrarnos a lavarse siempre las manos antes de cocinar y después de manipular alimentos crudos o cambiar de un alimento crudo a otro. Igualmente, no debemos utilizar nunca los mismos utensilios (cuchillos, cubiertos, platos) para manipular alimentos crudos y cocinados y debemos limpiar a fondo con detergente y agua caliente o cambiar la tabla de cortar al modificar el tipo de alimento. En cuanto al uso de trapos, la mejor opción es usar papel de cocina desechable puesto que los trapos actúan como vehículos de la contaminación.

Y vosotros ¿contempláis en vuestros quehaceres diarios el riesgo de contaminación cruzada? ¿Seguís unas prácticas adecuadas?

 

Esperamos vuestros comentarios. ¡Recordad que “Juntos alimentamos la seguridad”!

 

1Comentar
  • Comer de taper o fiambrera
    Posteado por 14:55h, 29 marzo Responder

    […] y huevos crudos deben manipularse separados entre sí y de otros alimentos. Acordaros de las contaminaciones cruzadas entre alimentos crudos y alimentos listos para el consumo). Las manos, las superficies y los […]

Pon tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies