CONOCENOS MÁS
REDES SOCIALES
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

Alergias e Intolerancias. Situación actual de la información para el consumidor
59
post-template-default,single,single-post,postid-59,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,transparent_content,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

ALERGIAS E INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS: RETOS A LA HORA DE PROPORCIONAR INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR

Información Alergias e Intolerancias

ALERGIAS E INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS: RETOS A LA HORA DE PROPORCIONAR INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR

¡Holas, holitas!

Como otro lunes aquí estamos…y no sé vosotros pero ¡aquí ya huele a Navidad! ¿Qué os parecería dedicar las próximas entradas del blog a algo que tenga que ver con esas fechas? Pedid por esa boquita ¡Aceptamos sugerencias!

Hoy os traemos un tema del que seguramente ya habréis leído alguna que otra cosilla. Nos gustaría aportar nuestro punto de vista así que aunque os salga por las orejas ahí va:

¡ALERGIAS E INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS!

Como os comentamos hace un par de semanas (podéis ver la entrada pinchando aquí,el próximo 14 de diciembre entra en vigor la Normativa Europea de información al consumidor en lo que a este punto se refiere, y hay mucha controversia acerca del etiquetado de productos e información a proporcionar en establecimiento como restaurantes donde la comida se sirve sin envasar.

¿QUÉ TENEMOS QUE TENER EN CUENTA?

En primer lugar convendría dejar clarito la diferencia entre alergia e intolerancia alimentaria, pues la normativa solo contempla los alérgenos aunque ambas patologías pueden causar con síntomas similares:

  • Una intolerancia es una reacción inflamatoria del intestino a ciertos alimentos al no poder la persona afectada poder digerir el alimento correctamente. Cursa principalmente con síntomas como  náuseas, gases, retortijones abdominales, diarrea, irritabilidad, nerviosismo y/o dolor de cabeza.
  • Una alergia es una reacción inmunomediada, es decir, nuestro sistema inmunológico (el responsable de luchar contra las infecciones), detecta que un alimento es el “invasor” y reacciona frente a él. La respuesta alérgica puede ser desencadenada por cantidades ínfimas de un alimento (trazas) y cursa con sintomatología como problemas para respirar, opresión de garganta, tos, ronquera, vómitos, dolor de estómago, urticaria, inflamación o disminución de la tensión arterial. Conviene destacar que aunque una persona haya sufrido anteriormente un cuadro leve de alergia a un determinado alimento, en cualquier momento puede desarrollar un cuadro alérgico mucho más grave: el denominado shock anafiláctico.

Y ahora muchos estaréis pensando…

¿y donde meto yo la enfermedad celíaca? ¿Qué hacemos los celíacos del mundo?

Bueno, pues aquí viene la complicación (que realmente no es tanta…esperamos que con nuestra explicación quede claro-clarísimo). La enfermedad celíaca es realmente una intolerancia al gluten caracterizada por una reacción inflamatoria del intestino de base inmune. ¿PERO QUE ME ESTAS CONTANDO?????? El gluten desencadena una reacción inflamatoria donde el sistema inmune ataca a las células de la mucosa del intestino, es decir, nuestra patrulla particular (acordaros de los dibujitos de “La Vida es Así”…, no atacan al alimento, si no que se hacen “la picha un lío” y atacan a nuestro propio intestino).

¿A que ahora queda más claro?

Pues bien, a partir de diciembre, la idea es que los fabricantes nos informen sobre todos los posibles alérgenos que pueda contener un alimento. ¿Qué es lo que sucede? Que como hemos visto, cantidades ínfimas de un alérgeno pueden desembocar en una reacción alérgica brutal..

Así que en establecimientos que manipulan varios alérgenos, aunque un producto alimenticio no contenga uno de ellos como ingrediente principal, sí puede contener trazas si no ha separado líneas de fabricación o realizado tareas exhaustivas de limpieza entre manipulaciones diferentes.

Con lo cual, para curarse en salud, se están incluyendo en etiquetados trazas de todos los alérgenos habidos y por haber.  “Quién avisa no es traidor”. Esto conlleva a la frustración de numerosos alérgicos que ven trazas de “sus alérgenos” en todos los productos. Así que, una normativa que lo que pretendía era facilitar la elección de un determinado alimento al consumidor, proporcionándole toda la información necesaria en el etiquetado, está siendo totalmente contraproducente…Un alérgico va a poder adquirir alimentos contados…

 

SITUACIÓN ACTUAL EN ESPAÑA

A día de hoy, en España todavía estamos a la espera de que se apruebe una normativa. Para aclarar el modo de información a proporcionar al consumidor en establecimiento de comidas preparadas.

En un primer momento se habló de que el borrador contemplaba la posibilidad de informar de forma oral. Pero lo cierto es que ésto no ha gustado. Y las asociaciones han emitido un comunicado reclamando al Ministerio de Sanidad la información por escrito. Tanto en alimentos servidos en colectividades como en restaurantes. ..¡Así que veremos lo que pasa!

Por lo de pronto, iremos a la próxima Jornada que se va a celebrar al respecto en el Ministerio.

¡Os mantendremos informados de todo lo que se diga!

Recordad que “Juntos alimentamos la seguridad”.

¡Nos vemos la semana que viene!

Sin comentarios

Pon tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies