CONOCENOS MÁS
REDES SOCIALES
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

SOJA Y PRODUCTOS A BASE DE SOJA - APTHISA
147
post-template-default,single,single-post,postid-147,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,transparent_content,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

SOJA Y PRODUCTOS A BASE DE SOJA

SOJA Y PRODUCTOS A BASE DE SOJA

¡¡¡Buenérrimos lunes!!! Primero de mayo, ¡en nada tenemos aquí el veranito! Hoy toca la soja: Un producto que últimamente se encuentra muy de moda ¿no creéis? “Yo no tomo leche de vaca, tomo de soja”, “Mejor soja de guarnición que arrocito blanco”, “Brotes de soja para la ensaladita por favor”, “UHIS! Yo no como carne si no tofu”

Lo cierto es que la soja es una legumbre (al igual que nuestro amigo el cacahuete, visto la semana pasada ;)) rica en ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6), que presenta un bajo contenido en grasas saturadas, y constituye una fuente de proteínas excelente calidad. Además contiene vitaminas del grupo B, vitamina E, minerales e isoflavonas (actúan como antioxidantes).

La soja es la legumbre con mayor cantidad de proteínas que, además, son de alta calidad, al contrario de lo que ocurre con las proteínas procedentes de otros alimentos de origen vegetal (la soja aporta casi 37 gramos de proteínas por cada 100 gramos). También contiene lecitina, que seguramente conocerás como emulsionante (E-322), ya que figura en las etiquetas de muchos productos que se pueden adquirir en el supermercado, como chocolate, margarinas, repostería industrial, etc.

En los países del Lejano Oriente la soja ha formado parte de la dieta de la población durante milenios, ya que la consideraban un alimento con un alto valor nutricional y con propiedades para prevenir enfermedades. En China, donde fue descubierta, formaba parte de las cinco semillas sagradas creadas por los dioses (junto con el arroz, el trigo, la cebada y el mijo). En occidente, como hemos dicho, su consumo se ha popularizado durante los últimos 20 años. Tradicionalmente se ha venido utilizando para elaborar aceites o alimentos como leche, tofu o brotes de soja.

Como hemos comentado al hablar del cacahuete, las alergias a legumbres no son de las más frecuentes en nuestro país. Las legumbres pueden producir distintas reacciones dependiendo de que sean frescas o secas. El tratamiento con calor modifica la estructura proteica de muchos alimentos vegetales y puede disminuir su alergenicidad. Sin embargo, en las legumbres, la cocción no sólo conserva la alergenicidad sino que pueden aumentarla. Los alérgenos de la soja son termoestables (no se destruyen por el calor).

El único tratamiento eficaz una vez realizado el diagnóstico de alergia a legumbres consiste en la instauración de una dieta estricta de eliminación de la legumbre a la que el paciente es sensible. También tiene que evitar el contacto o exposición a vapores de cocción. Los pacientes a la soja tienen que tener especial cuidado con los productos procesados, ya que son productos que con más frecuencia se encuentran como alimentos ocultos. Se deben leer los etiquetados de los alimentos para evitar fuentes ocultas de alérgenos.

Pueden contener soja y por tanto resultar alergénicos las siguientes denominaciones: Salsa de soja (también denominada “tamari”), sucedáneos de carne (hamburguesas, salchichas, patés), “Tofu”, aceites industriales o de mesa, aceites de semillas, aceite vegetal o aceite vegetal parcialmente hidrogenado (salsas, galletas, mayonesas…), E-322: lecitina (su origen puede ser del huevo, de la soja o de semillas de otras leguminosas), almidones, aromas naturales, caldos vegetales, E-306 (extractos de origen natural ricos en tocoferoles utilizados en algunos productos dietéticos), gomas, harinas, margarinas, proteínas vegetales.

Como veis todo lo comentado es muy similar a lo dicho para el cachuete ya que no dejan de estar incluidos ambos en la misma familia: las legumbres (nos falta el altramuz que veremos llegado el momento..).

Cualquier consulta o comentario no dudéis en contactarnos: aquí en el blog o en nuestra dirección: Info@apthisa.com

¡Recordad que junto alimentamos la seguridad!

1Comentar

Pon tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies